Vuelve el Café Filosófico del Colegio de Médicos

0
0
0
s2sdefault

El próximo martes 13 de marzo comenzará el ciclo 2018 del "Café Filosófico" organizado por el Colegio de Médicos de Santa Fe. El tema de conversación será "L a sociedad de la distracción: la atención como problema ético-filosófico". La coordinación estará a cargo del Doctor en Filosofía Federico Viola. La actividad es abierta a todo público y se entregan certificados de asistencia.

 Por tercer año consecutivo, el Colegio de Médicos de Santa Fe organiza este encuentro para la reflexión y el dialogo denominado Café Filosófico, coordinado por el Doctor en Filosofía Federico Viola.

Este espacio se constituyó en agosto de 2016, recuperando la experiencia de los llamados Cafés-Philos creados en París en la década de los ´90 y luego extendidos por varios países. En nuestro caso buscamos que los asistentes puedan conversar sobre los temas propuestos sin necesidad de conocimientos previos sobre filosofía. A lo largo del ciclo se han abordado interesantes temas que conectan la ciencia del pensar con los problemas e interrogantes que nos afectan en la cotidianeidad.

El primer encuentro de 2018 será el martes 13 de marzo, a las 20.30 horas, en la sede del Colegio de Médicos de Santa Fe, calle 9 de Julio 2464.

En esta ocasión, el tema de conversación será "L a sociedad de la distracción: la atención como problema ético-filosófico". En el inicio del encuentro, el coordinador Federico Viola, presentará el abordaje teórico del tema a partir del texto "Los ricos realmente podrían prestar menos atención a otras personas" de Lindsay Dodgson.

Esta actividad es abierta a todo público.

Se entrega certificado de asistencia y al finalizar se compartirá un brindis con los participantes.

Federico Viola

Doctor en Filosofía (Universidad de Friburgo, Alemania), Licenciado en Filosofía (UNL, Argentina), Profesor en Enseñanza Cristiana y Filosofía (Instituto San Juan de Avila, Santa. Fe, Argentina). Entre 2013 y 2015 Docente en la Universidad de Friburgo. Autor del libro "Der Kairos der Liebe. Das Konzept der Gerechtigkeit bei Emmanuel Levinas" y de otras publicaciones académicas aparecidas en revistas científicas de Europa y América Latina. Áreas de interés: Ética, Teoría de la justicia, Filosofía del lenguaje, Nuevas tecnologías, TICs, Educación e informática.

Los ricos realmente podrían prestar menos atención a otras personas

Por Lindsay Dodgson - Revista Busines Insider - 25/10/2016

Las personas que piensan que son superiores en realidad pueden ignorarte.

Cuando alguien pasa frente a ti, puede sentir que eres invisible para ellos. Resulta que es posible que tengas razón.

En un pequeño estudio reciente, investigadores de la Universidad de Nueva York descubrieron que aquellos que se consideraban en las clases superiores miraban a las personas que pasaban por delante de ellos menos que los que decían que pertenecían a una clase inferior. Los resultados fueron publicados en la revista de la Asociación de Ciencia Psicológica.

Un grupo independiente observó las grabaciones y tomó nota de las diversas personas y cosas que cada usuario de Glass miró y por cuánto tiempo. Los resultados mostraron que la identificación de clase, o la clase a la que cada persona dijo pertenecer, tuvo un impacto en cuánto tiempo miraron a las personas que pasaron por su lado.

"En promedio, nuestros estudios muestran que cada aumento de un paso en la clase social va acompañado de una disminución gradual de la atención hacia los humanos", dijo Dietze a Business Insider. "Sin embargo, generalmente vemos las diferencias más extremas en la atención hacia los humanos entre las personas de la clase trabajadora y la clase media, de modo que los participantes de la clase trabajadora prestan mucha más atención a los humanos que sus contrapartes de clase media".

Durante el Estudio 2, los participantes vieron escenas de la calle mientras el equipo seguía sus movimientos oculares. Una vez más, la clase superior se asoció con una menor atención a las personas en las imágenes.

Para el tercer y último estudio, los resultados sugirieron que esta diferencia podría deberse a la forma en que funciona el cerebro, en lugar de ser una decisión deliberada. Cerca de 400 participantes participaron en una prueba en línea en la que tuvieron que observar pares alternos de imágenes , cada uno con una cara diferente y cinco objetos.

Mientras que los participantes de la clase más alta tardaron más en darse cuenta cuando la cara era diferente en la imagen alternativa en comparación con las clases más bajas, la cantidad de tiempo que tomó detectar el cambio de objetos no difirió entre ellos.

El equipo llegó a la conclusión de que los rostros parecen ser más efectivos para captar la atención de individuos que provienen de entornos de clase relativamente inferior.

Dietze dijo que hay alguna evidencia de que las personas que se consideran en las clases superiores tienen ciertos rasgos de personalidad que podrían significar que están menos interesados en el público en general. Además, varios estudios han demostrado que los antecedentes culturales de alguien pueden influir en cómo se asigna su atención.

"Los investigadores han descubierto que la clase superior se asocia con aumentos en el narcisismo, disminuciones en la compasión disposicional, mayores sentimientos de derecho psicológico", dijo.

Por ejemplo, un estudio de la Universidad de California, Berkeley, exploró cómo el narcisismo no está distribuido uniformemente en el espectro de clases sociales , y encontró que los individuos de clase alta parecían tener más derecho psicológico y tendencias narcisistas de la personalidad. Otro estudio de UC San Francisco, UC Berkeley y la Universidad de Toronto sugirió que las personas en una clase social inferior eran más empáticamente precisas al juzgar las emociones de otras personas.

No todo está en tu cabeza, ¿o no?

Hay varias razones posibles para esto. En el estudio de California y Toronto, los autores concluyen que, debido a la falta de recursos, las personas de clase baja  tienden a centrarse en el " contexto externo y social para comprender los eventos en sus vidas" y como resultado, "se orientan hacia otras personas para navegar en sus entornos sociales".

En el núcleo de la teoría del equipo de NYU se encuentra algo llamado "relevancia motivacional", que básicamente significa que diferentes clases de personas asignan diferentes niveles de valor motivacional a otros seres humanos.

"Mientras que las personas de clase baja tienden a considerar a otras personas como relevantes para sus objetivos actuales y su bienestar, los perceptores de clase alta tienden a evaluar a los demás como carentes de relevancia motivacional", dijo Dietze. "Argumentamos que las culturas de clase dan forma a las evaluaciones de relevancia casi inmediatamente después de que el perceptor se encuentra con otra persona.

"De acuerdo con nuestra teoría, estas evaluaciones de relevancia dan forma a la diferencia en la atención hacia otras personas".

En otras palabras, las personas de entornos privilegiados tienen menos probabilidades de ser socialmente dependientes de los demás y, por lo tanto, es menos probable que vean a las personas como potencialmente gratificantes, amenazantes o dignas de atención.

En futuras investigaciones, Dietze dijo que le gustaría utilizar la tecnología de realidad virtual para obtener resultados más precisos de los movimientos oculares de los participantes para comprender mejor cómo las diferentes personas reaccionan al mundo que les rodea.

"Mediremos si los antecedentes de la clase social pueden moldear la atención, el estrés y las respuestas emocionales ante las diferentes escenas de la calle", dijo. "Cuanto más sepamos sobre el efecto de las diferencias de clases sociales, mejor podremos abordar los problemas sociales generalizados: esta investigación es solo una pieza del rompecabezas".

 

Texto original: http://www.businessinsider.com/rich-people-ignore-others-2016-10